Así que mi Dios suplirá todo lo que les falte, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.Filipenses 4:19

Cuando el pueblo de Israel estaba en el desierto camino a la Tierra Prometida, Dios les dio maná para comer, eso era bueno y los mantuvo por un tiempo, pero no fue una provisión permanente, finalmente, el maná dejó de llegar, la gente tuvo que avanzar, y luego Dios les dio codornices, estaban muy emocionados, eso los alimentó por un tiempo, pero también fue temporal. Dios le dio a los israelitas provisión temporal en el camino a la Tierra Prometida donde tendrían provisión permanente.

El hecho de que Dios tenía algo mucho más reservado para su futuro es lo que los mantuvo avanzando. Dios podría haberlos sostenido con maná o codorniz, pero Dios es un Dios de crecimiento. Trabaja en temporadas, y siempre tiene algo mejor para ti. No te quedes atrapado en una rutina y pienses que una forma va a durar para siempre. Mejor permanece abierto y dispuesto a cambiar, hacer ajustes, hacer correcciones o probar algo nuevo. Si el "maná" deja de llegar, no te enojes. ¡Sigue avanzando y mantente atento a la nueva provisión que Dios te tiene reservada!