Hace unos días conversando con Alfonso Robledo, diputado del Partido Acción Nacional (PAN) Nuevo León, hablamos que en este proceso electoral que ya está inmerso todo México, por la crisis sanitaria provocada por el virus COVID19, serán cibercampañas las que se vivirán en menor o mayor escala en las diferentes regiones del país; sin embargo, por las consultas que me han hecho varios aspirantes es notorio que van a entrar con más presencia en las redes sociales y sin saber cómo hacerlo correctamente.

Serán más de 70 mil candidatos que habrá en todo el país, para conseguir en las urnas el éxito electoral para diferentes posiciones que van desde gubernatura hasta alcaldías, es una enorme cantidad concurrente en una misma fecha. En más de veinte años que tengo como consultor en comunicación política, los políticos siempre dicen eso en cada campaña, pero en realidad ésta es -sin duda alguna- “LA ELECCIÓN HISTÓRICA”, y dada las circunstancias de la pandemia con sus cuarentenas, ésta es “LA ELECCIÓN MÁS ATÍPICA”.

Como becario del Departamento de Estado con Hillary Clinton, quien me seleccionó junto a otros 32 periodistas de todo el mundo, estuvimos en Washington en la etapa final de las segundas elecciones de Barack Obama. Ahí fui cuando comprendí que las cibercampañas no se deben hacer detrás de una cuenta de Facebook sin considerar los aspectos que están más allá de una red social: el humor social del cibervotante. Algo que dista mucho del entendimiento de los actuales aspirantes políticos en México, incluso hasta de sus equipos de comunicación social.

Así como Alfonso Robledo del PAN, también Paco Cienfuegos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) -con quien conversaré en esta semana-, y ayer estuve con Miguel Treviño, presidente municipal por la vía independiente de San Pedro Garza García, Nuevo León, entienden bien el uso digital porque dan públicamente su número de whatsapp, pero ¿entenderán más de 70 mil candidatos en este 2021?

En mi libreta de Apuntes de Comunicación Política ¿Qué es lo que deben saber para hacer una cibercampaña asertiva? Este es mi ABC que les recomiendo:

A. Asesores y técnicos

Contratar asesores profesionales en el tema digital y técnicos especializados en redes sociales para que orienten desde el candidato hasta todo el equipo de campaña. No aplica “mi sobrino le mueve bien al feis”.

B. Medir el humor social

Hacer una escucha activa permanente de cómo está el ánimo del cibervotante de la circunscripción por la que va el candidato para enviar mensajes adecuados a eso. No aplica “todo lo subimos al feis, ahí está”.

C. Menos likes y más interacción

Sensibilizar al candidato o candidata que lo más importante no son los likes –dan una falsa percepción que aleja de la asertividad-, sino que “él o ella” sean los que interactúen. No aplica “¿Y sí me atacan por eso?”.

Serán cibercampañas y sin saber cómo, pero con este ABC básico ya tienes un punto de partida para hacer las cosas más asertivas que te acerquen al éxito electoral. Finalizo con algo que siempre les digo en mis conferencias “Créanlo, hay un mundo más allá del Facebook”. ¿Y tú, qué opinas? www.daviddorantes.com