El día de hoy se conmemora una de las fechas más emblemáticas de la historia de nuestro país. Un día que sin duda nos hace recordar a nuestros seres más queridos o admirados; me refiero al día de los muertos.

En este día, a muchos de nosotros nos pegan la nostalgia. Ya que aprovechamos este día para revivir aquellos momentos inolvidables que pasamos a lado de aquella persona que tanto amamos. Es ahí cuando muchas veces nos cuestionamos al pensar si esa persona que somos ahora es aquella persona que le gustaría a nuestro o nuestros amados difuntos.

Ese momento de reflexión personal, en el que podemos saber si nuestro día a día se está construyendo como siempre se planeó. Y es precisamente el día que muchos de nosotros podemos dar un giro al timón y enderezar tantos errores que hemos cometido.

Así también, el día de los muertos nos puede ayudar a entender precisamente el lamentable momento que estamos viviendo. El repunte de la pandemia del COVID-19, es una realidad que no distingue raza, creencia, edad, ni extractos sociales.

Según el boletín sobre el “Exceso de Mortalidad” de parte de la Secretaría de Salud, México presenta un exceso de muertes del 37% durante los primeros 9 meses del 2020. Este aumento de fallecidos es consecuencia del incremento de la curva de contagios por COVID a finales de marzo.

El COVID ha cobrado la vida a casi cien mil personas en México y en el mundo más de un millón, y aún no hay solución.

En este día tan representativo para todos los mexicanos, seamos responsables. La mejor manera de poder festejar esta fecha es precisamente con el regalo de la vida. Celebremos que tenemos salud y recordemos a nuestros seres queridos con cariño y respeto. Pero lo más importante, cuidemos a quienes siguen con nosotros.