Hola, soy David Dorantes y estos son mis APUNTES para POSTAMX

México llega al más complejo proceso electoral de toda su historia, además lo hace en medio de una aguda crisis de salud ocasionada por el COVID-19 por un lado y por el otro una economía cada vez más trastocada por los efectos de políticas públicas ambivalentes así como los estragos propios de la pandemia. Aquí la pregunta clave es ¿votarán los mexicanos por el candidato menos peor o elegirán conforme a su lealtad partidista?

Tan solo para tener un punto de partida sobre la complejidad del proceso electoral de este 2021, estarán en disputa 15 gubernaturas entre ellas está casi todo el norte de México, siendo los estados fronterizos de Baja California, Sonora, Chihuahua y Nuevo León. Entidades en las que jugará un papel importante temas como seguridad, migración, además de la relación bilateral con Estados Unidos.

Por si fuera poco, estarán en disputa 21 mil 368 cargos públicos de elección popular en todo el país; sí para ponerla fácil considerando solo tres ofertas políticas –sea coaligadas o no- en México habrá más de 64 mil candidatos que buscarán ganar las elecciones el domingo, 6 de junio.

Considerando las campañas que acaban de pasar en Estados Unidos. Dentro del Partido Republicano no encontraron un postulante poderoso que le pudiera ser frente a Donald Trump y por eso quedó como candidato presidencial. Dentro del Partido Demócrata el más posicionado era Bernie Sanders pero iría en contra del poder, así que se inclinaron por el menos peor que era Joe Biden, aquí la tarea fue hacerlo fuerte para ganar la Casa Blanca.

En mi libreta de Apuntes de Comunicación Política ¿Cuáles son las tres variables que una candidata o candidato deben considerar para evitar que el ciudadano vote por el menos peor? Este es mi ABC que les recomiendo:

Marca personal

Resultará tan crucial construir una imagen pública congruente con el electorado al que se dirigirá el candidato o candadita, diseñada para conectar su territorio y su humor social.

Marca partido

Con cabeza fría, sí el partido político resta ante el electorado masivo resultará estratégico quitarlo de la fórmula comunicacional sea de tierra, aire, agua o todas las anteriores de forma híbrida.

Equipo de alto desempeño

Con estructura partidista preexistente o no, candidata o candidato que quiera ganar las elecciones, deberá contar sin excepción con su propio equipo de alto desempeño, que no es lo mismo que un grupo de trabajo.

Sea como sea, ¿Y tú, qué opinas? Me gustaría conocer tu opinión en mis redes sociales, me encuentras como David Dorantes en Twitter, Facebook y en mi sitio DavidDorantes.com, o en las cuentas de POSTAMX ¡Hasta la próxima!

www.daviddorantes.com