Miren, pues, con cuidado, cómo se comportan; no como imprudentes sino como prudentes, 16 redimiendo el tiempo porque los días son malos. Efesios 5:15-16

El tiempo es uno de los productos más valiosos que tenemos. Es más valioso que el dinero. Puedes ganar más dinero, pero no puedes ganar más tiempo. "Canjear el tiempo" significa no desperdiciarlo. Tenemos la responsabilidad de usar nuestro tiempo sabiamente. Pablo dijo que si vas a alcanzar tu máximo potencial, debes ser una persona "con propósito" e invertir tu vida en lo que es mejor para ti. Saber a dónde vas. No ser vago, distraído, esperando a ver qué pasa. Estar enfocado y aprovechar al máximo cada oportunidad.

Dios te ha dado un regalo. Se llama "HOY". ¿Lo estás viviendo al máximo? ¿Con propósito y pasión? ¿Persiguiendo tus sueños? ¿O estás distraído? ¿Indiferente? ¿Solo haciendo lo que venga? Toma la decisión de canjear el tiempo. Concéntrate. Organizarte. Fija tus metas. Haz tus planes. Una vez que termine este día, nunca podrá recuperarlo.