Foto: Al Momento
Foto: Al Momento
Tags:

QUINTANA ROO.- La mancha de sargazo que se extiende día a día con mayor fuerza a lo largo de las playas del Caribe mexicano, pone en jaque a especialistas, empresarios, autoridades municipales, estatales y federales.

Y aunque ya se habla de la producción y comercialización de algunos productos hechos con sargazo para el consumo humano y animal, como una medida para aprovechar la macroalga, no es recomendable, pues podría contener algunos metales pesados.

“En este momento no recomendaría usar el sargazo para el consumo animal ni para el consumo humano, porque el sargazo luego tiene metales pesados, entre ellos está el arsénico”, afirmó la investigadora de la Unidad Académica Sistemas Arrecifales Puerto Morelos, Brigitta Ine Van Tussenbroek.

La experta del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML) dijo que las concentraciones de metales que contiene la macroalga, dependen de la ruta que tuvo antes de llegar a las costas mexicanas.

Esta alga tiene la capacidad de chupar casi todo lo que encuentra en el camino y quedárselo en su tejido. Por ejemplo, si pasó por un lugar donde había mucha afluencia de minería o si pasó donde había escurrimientos de plataformas, ahí lo absorbe y se lo queda.
Brigitta Ine Van Tussenbroek

La investigadora de la UNAM agregó que falta realizar algunos estudios para determinar si es factible el sargazo para el consumo humano y para los animales, y mientras no se tenga ese conocimiento, no se debe utilizar para estos fines.

“Sé que ya lo están haciendo, pero yo en este caso recomendaría cuando menos mezclarlo con otras cosas, y con sargazo que llega en diferentes temporadas para minimizar el impacto”.

En ese sentido, consideró que las empresas que quieran comercializar el sargazo para estos fines deben obedecer las normas legales respecto a las concentraciones que deben tener.

Al respecto, el secretario de Medio Ambiente de Quintana Roo, Alfredo Arellano, dijo que por el momento, como una medida preventiva, no se está promoviendo el sargazo como alimento, en lo que se esperan nuevos estudios.

Te recomendamos