Tags:

RUSIA.- Los aficionados a la ópera de Rusia acudirán en masa el domingo al Teatro Bolshoi por primera vez en casi seis meses, con mascarillas y sentados con distancia en un auditorio medio vacío para una representación de “Don Carlo”, de Giuseppe Verdi

Inicialmente, los directores dijeron que el cierre duraría unas semanas, pero finalmente anunciaron que reabrirían el 6 de septiembre, cuando Rusia comenzó a flexibilizar algunas de sus restricciones más duras.

Las parejas o amigos que compraron sus boletos juntos podrán sentarse uno al lado del otro. Pero la sala estará a la mitad de su capacidad debido a las nuevas restricciones para contener la pandemia, dijo el director del Bolshoi, Vladimir Urin.

Se controlará la temperatura y cualquiera que tenga más de 37 grados Celsius será rechazado en la puerta. El cierre le costó al teatro más de 850 millones de rublos (11,27 millones de dólares), dijo Urin en una entrevista con la televisión estatal.

E instó a los visitantes a seguir las precauciones de seguridad. “La mayoría de las veces son las personas que no comprenden la necesidad de seguir estas medidas las que se quejan. Después de todo, existe una alternativa: ¡cerrar el teatro!”, dijo.