Tags:

TURQUÍA.- La buena suerte y una buena acción cambiaron la vida de un perrito que estaba a punto de morir.

Así pasó con Findik (Avellana), un cachorrito que fue rescatado de las calles del pueblo de Torkat, Turquía, y ahora tiene 37 pequeños y amorosos dueños.

La historia de Findik comenzó cuando el maestro y el director del colegio lo encontraron siendo atacado por una jauría de perros callejeros en un cementerio cercano.

En medio del enfrentamiento, los dos profesores ahuyentaron a los demás perros y lo rescataron de lo que hubiera sido una muerte segura.

Acto seguido lo llevaron a la escuela, donde curaron sus heridas. Entre todos los maestros construyeron un refugio y en pocos días Findik se convirtió en un alumno más.

Incluso, una de las madres de familia le confeccionó un uniforme para que asista a clases y aprenda junto con todos sus compañeritos.

Ahora Findik es, sin duda, el mejor estudiante del colegio y, aunque parezca increíble, de los mejor portados.

CON INFORMACIÓN DE ACTITUD FEM