Tags:

NUEVO LEÓN.- A dos meses de que una mujer policía auxilió a una mamá en el parto del bebé, que no esperó a llegar al hospital y nació en un sillón frente a su casa, ayer lo visitó como su madrina para obsequiarle unas bolsas de pañales y otros artículos de higiene, que compró con ayuda de compañeros de la corporación.

Alexander ya cumplió dos meses de vida, después de nacer afuera de su humilde casa en la Colonia Jardines de Monterrey II, en Apodaca.

La oficial de la Guardia de Proximidad municipal que ayudó en labores de parto a la joven mamá Esmeralda Sugey Nieto, de 20 años, y le regaló unas bolsas de pañales, toallitas húmedas, leche, champú y jabón para el pequeño.

“Estoy muy agradecida con los policías por los regalos y porque vinieron a ver a mi bebé, muchas gracias por lo que están haciendo y que Diosito se los multiplique mucho, para que sigan ayudando a más personas”, manifestó Esmeralda al estar cargando a Alexander y cuando la madrina estaba por concluir la visita.

Con sonrisas la mamá recordó el día en que nació su hijo porque para ella fue muy emocionante, se sintió nerviosa y a la vez triste con la llegada de su segundo hijo, la primera fue una niña que ya tiene un año y 6 meses.

“Gracias a Dios todo salió bien, te agradezco mucho que me hayas ayudado con mi bebé, que hayas venido y seas la madrina de mi bebé”, le manifestó a la policía de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad municipal.

El día que nació Alexander fue cuando la oficial ayudó en el parto y le manifestó a la mamá y sus familiares que sería su madrina.

“Vamos a estar al pendiente del bebé y para cualquier cosa estoy para apoyarte”, le dijo la policía a Esmeralda Sugey en la charla que sostuvieron por unos minutos.

La madrina le explicó a la mamá que estaba recordando con sus compañeros policías del nacimiento del bebé y en la plática se pusieron de acuerdo con ella para cooperar y comprar los regalos que les entregó en compañía del jefe de la zona norte Ángel Morón.