Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Si hay algo por lo que destaca The Boys, por encima incluso de sus enormes y sangrientas dosis de violencia, es por presentar a las versiones retorcidas y esperpénticas de personajes clásicos de los cómics, en especial de DC, con Vengador como el ególatra y sádico homólogo de Superman.

Pero claro, todo Hombre de Acero tiene su Kryptonita, y el líder de Los Siete no iba a ser menos.

¿Cuál es su verdadero punto débil? (( AVISO: LEE LA NOTA SI YA VISTE LA SEGUNDA TEMPORADA )) En The Boys, Vengador tiene casi todas las habilidades de Superman, incluyendo vuelo, superfuerza y velocidad, inmunidad a los ataques y rayos láser en los ojos.

Esto le convierte en el súper más poderoso de la ficción, y un enemigo casi imbatible para Billy Butcher y su equipo de renegados. Pero Vengador es humano y como tal tiene sus propios puntos débiles.

Mientras que Superman sólo puede ser detenido utilizando la Kryptonita, el mineral radioactivo de su planeta natal, el punto flaco de Vengador es mucho más abstracto y conceptual.

Porque, tal y como demostró Reina Maeve en el episodio final de la 2ª temporada, lo que más teme el sádico súper no es otra cosa que perder el amor que le profesan sus fans.

Es decir, el ego, su necesidad de ser aplaudido y ser el centro de atención, es la kryptonita de Homelander.

Vengador es un personaje vil y retorcido que lo único que busca es la aprobación y el amor que le negaron en su infancia.

Aunque en el fondo es un auténtico villano sin escrúpulos, siempre que le enfocan las cámaras o alguien está mirando se muestra como una persona amable y con unos férreos ideales de justicia que le obligan a ayudar a los humanos, que realmente considera inferiores a él.

Gracias a Vought, Vengador se ha convertido en un ídolo de masas, y cada vez que aparece en público se ve rodeado de fans que le piden fotos y destacan lo maravilloso y valiente que es.

Y es esa atención, ese amor incondicional de la gente, lo que anhela por encima de todo.

Por eso cuando Reina Maeve amenaza con hacer públicos sus crímenes, Vengador da un paso atrás e incluso deja con vida a Carnicero, su archienemigo por excelencia.

Desde el primer episodio de The Boys se ha presentado a Vengador como "un niño grande" que lo único que reclama es atención y afecto. Esto quedó claro en la 1ª temporada gracias a su relación con Madelyn Stillwell, y se ha acentuado en la temporada 2 con su relación con Stormfront y sus continuas fantasías en las que mataba a su público, conteniéndose sólo por miedo a perder esa falsa sensación de amor y respeto que se ha creado.

Por eso, cuando Maeve amenaza con publicar el video del avión, Vengador da un paso atrás y permite que su compañera se salga con la suya.

Porque para un hombre que se considera indestructible, la única forma de superarle es con el sentimiento más ancestral de la humanidad: el amor, o en este caso, la ausencia de él.

Con información de Europa Press.