VERACRUZ.- Tras darse a conocer el video de un cliente que fue asaltado luego de retirar 76 mil pesos en una sucursal de Boca del Río, Veracruz, Santander afirmó que su personal nunca tuvo acceso a equipos celulares o de comunicación en la zona de cajeros, además no se ha acreditado ninguna relación de sus colaboradores con los involucrados en el suceso.

Expuso en un comunicado que desde que tuvo conocimiento del hecho ha colaborado en todo momento con las autoridades correspondientes, al proporcionar videos y documentos, al tiempo que acompaña a su personal para que rinda las declaraciones correspondientes a fin de aclarar esta situación y castigar a los responsables del delito.

En tanto se cumplía la entrega de esta información, el banco estaba imposibilitado de dar cualquier postura pública a fin de no afectar las investigaciones; además como la investigación sigue, no es posible dar información detallada del caso.

“Santander puede afirmar en este momento que cumplió con todas las medidas de seguridad que establecen nuestros protocolos, como es el hecho de que nuestro personal nunca tuvo acceso a equipos celulares o de comunicación en la zona de cajeros, lo que se documentó con videos e imágenes ya en custodia de la autoridad”.

De acuerdo con la institución financiera, en los avances actuales de la investigación no se ha acreditado ninguna relación de sus colaboradores con este lamentable suceso, ni parentesco o complicidad con presuntos delincuentes, como se ha especulado.

“Lamentamos la situación que enfrentó el afectado y su familia, y a fin de que se castigue a los responsables, seguiremos aportando hasta la conclusión del caso todo lo que está a nuestro alcance, en colaboración absoluta y transparente con la autoridad, a quien corresponde hacer el deslinde de responsabilidades”, añadió Santander.