Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Una mujer descubrió un incómodo espía volador: un dron que se acercaba a su casa. Para defender su privacidad la señora lanzó una piedra al dron, pero erró el tiro.

Al ver que el molesto aparato no se iba, decidió adoptar medidas más contundentes y sacar una escopeta. Pero quien controlaba el dron no quiso arriesgarse a conocer la puntería de esta mujer y decidió cambiar de 'víctima'.